headerphoto

Cambio Climatico Amenaza al Cafe de Nicaragua




Enlace a Noticia


"En los últimos 40 años, la temperatura de Nicaragua se ha elevado un grado centígrado por lo que hay menos precipitaciones en el Pacífico y más en el Caribe"

Nicaragua, el quinto país del mundo más vulnerable al cambio climático, debe adaptarse a ese fenómeno para proteger, sobre todo, al sector agropecuario que genera más del 60% de las exportaciones, y aporta el 18% del Producto Interno Bruto, PIB, de acuerdo con especialistas.

Uno de los productos que corre mayor riesgo es el café tipo oro, que de acuerdo con un informe del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, al año 2050 la zona dedicada al cultivo de ese producto se reducirá en un 60% por variaciones en su altitud.

El café oro es el principal producto de exportación en Nicaragua, y este año ha aportado al país ingresos por US$414.3 millones, según estadísticas del Centro de Trámites de las Exportaciones, Cetrex.

Mayor Temperatura

El director del Centro de Investigación y Transferencia de Cambio Climático, de la Universidad de Ciencias Comerciales, José Antonio Millán, dijo que las “pruebas objetivas” de que el cambio climático afecta al país es que la temperatura en los últimos 40 años se elevó un centígrado, hay menos precipitación en el Pacífico, y más en el Caribe.

Hizo hincapié en que de los años 80 a la actualidad, las veces que se ha estacionado el fenómeno natural El Niño se ha delimitado una zona seca que abarca 61 municipios de los 153 que tiene el país, desde San Francisco Libre, en Managua, hasta San Fernando, Nueva Segovia, de donde sale más del 31% de la producción.

“Cada vez que viene El Niño las precipitaciones en estos municipios apenas dan para el mantenimiento de la vida, porque son menores a los 800 milímetros, cuando lo óptimo son de 1,000 a 1,200 milímetros; y ha habido años donde fue de 400 milímetros”, explicó Millán.

Sembrar bajo Riego

Pese a esas circunstancias, los productores desconocen cómo mitigar los efectos del cambio climático y los mecanismos para adaptarse a las transformaciones de los suelos.

“La adaptación contempla una amplia gama o variedad de respuestas a las amenazas o riesgos de un clima cambiante, desde decisiones políticas hasta enseñanzas de prácticas locales”, expresó Millán.

El experto señaló que el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria, Intea, impulsa la creación de bancos de semillas mejoradas, mientras que el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, promueve planes de adaptación al cambio climático.

Dijo, sin embargo, que esas acciones “no suplen las necesidades ante un fenómeno que ya está impactando”.

Lluvias causaron Estragos

El cambio no solo incluye sequías, sino también lluvias.

Solo el año pasado, la temporada de invierno provocó en Nicaragua la muerte de 16 personas, 148,530 resultaron afectadas, se perdieron al menos 26,635 manzanas sembradas, 15 puentes y 1,000 kilómetros de carreteras y caminos, de acuerdo con un informe oficial del Gobierno.

Millán mencionó que en Nicaragua se han dado pocos pasos para adaptarse al cambio climático, entre los que mencionó el estudio Manejo Sostenible de la Tierra, financiado por la Unión Europea y ejecutado por el Marena, con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD.

Métodos para mejorar Producción

El estudio se realizó de 2006 a 2010 en los municipios de San Francisco Libre, El Jicaral, El Sauce, Santa Rosa del Peñón, Achuapa, Somotillo y Cinco Pinos, y consistió en aplicar los métodos de sistemas productivo-silvopastoril, siembra de granos básicos con árboles dispersos y en callejones mejorados.

El sistema de granos básicos con árboles dispersos consiste en combinar cultivos de maíz, frijol o sorgo con árboles que se encuentran en la parcela, complementándose con prácticas de conservación de suelos.

Ese método deja como beneficios más rendimiento de los cultivos, mejoría en la salud y la economía familiar, menos riesgos en las cosechas, bajos costos de producción, menos uso de agroquímicos, los árboles ayudan a mejorar el clima en las fincas y la conservación del suelo.

Centroamérica, la más Vulnerable

El IV Informe Estado de la Región en Desarrollo Humano Sostenible, señala que aún cuando Centroamérica produce menos del 0.5% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero a nivel global, es el punto más vulnerable al cambio climático entre las regiones tropicales del mundo.

Específicamente en el apartado de índice de riesgo climático, el cual se calcula para 176 países entre 1990 y 2008, con base en fenómenos meteorológicos extremos, Nicaragua tiene la quinta posición.

“Si no se emprenden acciones, tanto para disminuir la vulnerabilidad como para aumentar la adaptación y la sostenibilidad, estarán en riesgo la infraestructura y la vida de las personas, así como la viabilidad de actividades productivas estratégicas para la región, en especial la agricultura y la generación de energía”, indica el informe